Queremos una Candy Bar…

Lo sé llevo unos días muy desaparecida. Google analytics y mi conciencia me lo recuerdan, pero la vida es muy rica en algunos momentos y una no llega a  todo.

En este tiempo he estado bucando por el mar de la inspiración. Una inspiración de color rojo.Después de todo, lo mío es el color, ya sabéis.

Resulta que unos amigos se casan y les dije…a lo genio de la lámpara mágica; “¿Qué queréis?” Y lo que dijeron fue; “Una candy bar de color rojo”. Bueno, no fue así literalmente, pero eso es lo que ha acabado siendo.

La verdad es que, yo más contenta que unas pascuas con este nuevo proyecto entre manos. Empecé a buscar inspiración.

Tal vez una candy bar, al estilo “Cincuenta Sombras de Grey”. Con una plumas, encajes y un rojo pasión bien subido. ¿Preguntaré a la novia que opina?

O un estilo más “sweetie” o incluso naif. Un rojo más neutro, combinado  con tonos tierra, texturas naturales y alguna banderillas divertidas. Pensé, “¿Será del estilo de los novios?” Seguimos buscando.

¿Tal vez, algo más al estilo “Alicia en el país de las maravillas”? Buscando el equilibrio entre rojos, blancos y rosas. Una visión más juguetona de la candy bar. Tal vez para una boda de exterior. No para esta boda, el convite principamente serà de interior.

¿Cuál ha sido la elección final? Bueno, eso es un secreto. No puedo desvelarlo en un blog, es evidente. Pero estoy impaciente de que llegue el día y poder montarla. Será la mejor manera de decirles que les deseo lo mejor de lo mejor.

La imagen principal del post se la dedico al novio 😉